Las bombas caídas accidentalmente se usan en lanzamientos de entrenamiento como réplicas de las M1a-82.

Un avión de combate A-10C Thunderbolt II soltó accidentalmente tres bombas de entrenamiento sin explosivos sobre una zona del norte de Florida, a raíz del impacto de un pájaro en el fuselaje, informó la Fuerza Aérea.

Un comunicado de la base Moody, en Georgia, desde donde despegó este lunes el avión, señaló que no se reportaron hasta ahora daños materiales o humanos por la caída de las tres bombas BDU-33s, de 25 libras de peso cada una.

AVIÓN DE COMBATE SUELTA BOMBAS DE ENTRENAMIENTO TRAS IMPACTAR CON UN PÁJARO EN FLORIDA